Madrid

Ya no me dueles,
tus gotas de lluvia dejaron de tocar en mi ventana.

Ya no soy yo
quien te recuerda
como si fueras
lo único bueno
que ha llegado a mi vida.

Desplegué mis alas,
y el viento sopla con fuerza.
El precipicio
se ha puesto de mi parte.

Quizás extrañes
cuando veas esa silla vacía,
donde me sentaba contigo
a almorzar
y a escuchar tus historias.

Hay un calor
que se me disipa,
como si yo fuera
una estufa humana.

Hoy se ha desvelado,
una gran certeza
Madrid ya no se vendará los ojos
al vernos
borrachos por sus calles.

Licencia de Creative Commons
Esta obra cuyo autor es Noemí Quesada está bajo una licencia de Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional de Creative Commons.

2 comentarios en “Madrid

Responder a De letras y pies descalzos Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s