Manifestus

El corazón también te lo como si me dejas. Si decides dejar el peso de lado, y vivir al límite, al filo de la pasión exacerbada. Justo ahí donde casi se pierde la legalidad de todas las cosas y los ojos se nublan de tanto todo. Tan simple y pleno, como una litrona a sorbos locos, sentados en un columpio, de un parque cualquiera, de un martes noche que sabe a sábado. O de cuando nos colamos en aquel sitio, y nos mojamos a carcajadas. De correr sin sentido, persiguiéndonos. De besayúname, cuando me despiertes.
De arena que encuentro extraviada entre mis dedos, de todas las playas que aún no hemos besado.
Me dejo guardado, un puñado de caricias que he abanderado como nuestro leitmotiv, de cada rato de mí contigo.
De que dure lo que sea, de que muera cuando toque, pero que se prolongue su vida dentro de mi alma, que se ha vestido de contenta, y de revolución.

Licencia de Creative Commons
Esta obra cuyo autor es Noemí Quesada está bajo una licencia de Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional de Creative Commons.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s