Lindes

Estoy en tus lindes.
Te respiro.
Te recorro.
Recojo entre mis manos
un estrecho perdido.
Me salgo del perímetro
y de un salto mortal,
voy al centro.
Diana al corazón.

Susurro, latido, gemido.

Vuelvo a empezar.
Ahora desde otro punto,
el todo colindante
que cabe en un abrazo.

Juego con tus incertidumbres del mañana,
mis certezas de hoy.

Un mechón de pelo
que quiere aferrarse a mi cintura.
Patria y herida.
Recuerdo y olvido.

Delirios de flaqueza,
abisales tormentas.

Licencia de Creative Commons
Esta obra cuya autora es Noemí Quesada está bajo una licencia de Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional de Creative Commons.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s