Jacío

Una ventana al mar de mis ojos,
un abismo de espuma,
una espiral de abrazo azul.

Boca transformada en caracolas.
Corazón de escamas.
Respiro de alma branquiadora.
Serena calma.
Diluída estoy en mis aguas,
abierta en canal a lo abisal,
al horizonte infinito.

Desde esta ventana,
desde esta calma,
respiro una tierra
que me invoca.

Un navegar sin rumbo.
Un jacío que me roba el corazón.

Sirena de mis amores
tus cantos son futuro de sal.

Licencia de Creative Commons
Esta obra cuyo autora es Noemí Quesada está bajo una licencia de Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional de Creative Commons.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s